ALCOHOLISMO

Pide tu cita con nuestros profesionales

Consumo de alcohol

Beber alcohol constituye un placer para una gran parte de la población. No tiene por qué ser algo necesariamente problemático. Por ello, conviene establecer unas pautas que permitan diferenciar los tipos de consumidores que existen, y señalar unas conductas de riesgo que alerten sobre la fase de transición de una forma de bebida normal a una problemática.

El consumo de alcohol es considerado en todos los países como un problema social y, especialmente la dependencia alcohólica, se asocia a trastornos con carga en salud, discapacidad y mortalidad.

Características adicción al alcohol

Las características fundamentales de la adicción al alcohol son la preocupación para conseguir alcohol, su consumo compulsivo a pesar de las consecuencias adversas que conlleva y la recaída o incapacidad para eliminar el hábito a pesar de sus efectos negativos. La fuerza omnipresente que subyace a la obsesión, a la compulsión y a la recaída es la pérdida de control o la incapacidad para superar el impulso de beber. La adicción tiene vida propia y proviene del impulso subyacente para consumir alcohol. No precisa de otros estados o condiciones para desencadenarse o mantenerse. 

El impulso hacia la bebida establece un estado de tensión que solo se alivia con el alcohol, del mismo modo que el hambre o el deseo sexual se alivian con la comida o con el acto sexual.

Recupérate con profesionales

Personal altamente cualificado y mucha experiencia en el sector

Manifestaciones clínicas del alcoholismo

  • Pérdida de control.
  • Necesidad de consumir alcohol en ayunas, de beber en diversos momentos del día y hacerlo ante acontecimientos evocadores de tensión.
  • Aparición del síndrome de abstinencia siempre que se deja de beber.
  • Tolerancia ante el alcohol, por lo que aumenta el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Pérdida de trabajo, de la familia o de los amigos por culpa de la adición.
  • Fallos de la memoria a corto plazo.
  • Pérdida del conocimiento de la realidad y negación de la enfermedad.

Características adictos a alcohol

Las características fundamentales de la adicción al alcohol son la preocupación para conseguir alcohol, su consumo compulsivo a pesar de las consecuencias adversas que conlleva y la recaída o incapacidad para eliminar el hábito a pesar de sus efectos negativos. 

La fuerza omnipresente que subyace a la obsesión, a la compulsión y a la recaída es la pérdida de control o la incapacidad para superar el impulso de beber. La adicción tiene vida propia y proviene del impulso subyacente para consumir alcohol. No precisa de otros estados o condiciones para desencadenarse o mantenerse. Los psicólogos tienen una teoría de los estados relacionados con los impulsos primarios que puede aplicarse convenientemente en este caso. El impulso hacia la bebida establece un estado de tensión que solo se alivia con el alcohol, del mismo modo que el hambre o el deseo sexual se alivian con la comida o con el acto sexual.

¿Tienes dudas? Te asesoramos en lo que necesites

Alcoholismo y trastornos psicopatológicos

El alcohol constituye una droga asequible a la que se puede recurrir para superar, equivocadamente los problemas. Por ello, las relaciones entre los trastornos mentales y el abuso de alcohol adquieren múltiples direcciones.

DEPRESION

En algunas ocasiones la existencia de una depresión previa que se agrava generalmente por las mañanas puede predisponer a la bebida como forma de alivio o de automedicación para combatir los síntomas depresivos.

Por el contrario, en otras ocasiones las consecuencias producidas por el alcoholismo o las dificultades para restablecer la abstinencia en un programa terapéutico pueden generar en la persona afectada un estado de ánimo deprimido.

Al margen de que el alcoholismo es de por si una forma de muerte voluntaria por la progresiva autodestrucción que entraña, el riesgo de suicidio es alto entre los bebedores abusivos.

AMNESIA

El trastorno amnésico persistente inducido por la bebida es el resultante del consumo prolongado de grandes cantidades de alcohol. Sin embargo, la pérdida temporal de memoria es una consecuencia de la intoxicación alcohólica, y puede darse en alcohólicos o en bebedores normales que hayan llegado a un estado de embriaguez en un momento determinado.

Las amnesias pueden presentar diversas formas:

-Amnesia en bloque: Pérdida total de la memoria para sucesos ocurridos entre dos momentos determinados.
-Amnesia lagunar: Los límites temporales no están bien definidos, pero se conservan recuerdos aislados.
-Amnesia asociada a la embriaguez: Se caracteriza por el olvido de lo que se ha hecho durante el estado de borrachera.

En resumen, muchas personas dicen que beben porque tienen problemas, pero lo cierto es que tienen problemas porque beben.

ANSIEDAD

La ansiedad anormalmente alta en ausencia de tratamiento da lugar a conductas inadecuadas, como beber alcohol en exceso, comer demasiado, fumar y automedicarse. Todo ello es un intento de aliviar la tensión, pero, en realidad, contribuye a mantener el problema a largo plazo.

Hay dos tipos de ansiedad relacionados frecuentemente con el alcohol. La desinhibición que produce el alcohol facilita la superación del miedo y especialmente en el caso de las personas tímidas favorecen la relación social. El consumo esporádico no es problemático, pero si resulta necesario para conectar socialmente y superar los miedos presentes, el riesgo de dependencia es alto. Aparecen cuando una persona se encuentra consumida por sospechas infundadas que no puede evitar, incluso a sabiendas del carácter irracional de las mismas.

Los celos patológicos son un problema muy frecuente entre os sujetos que beben con asiduidad. La relación entre esta patología y el alcoholismo es bidireccional.

ADICION A JUEGO

Hay un porcentaje alto de pacientes alcohólicos que manifiesta problemas con el juego.

Las razones de esta doble adicción son muy diversas. El ludópata consume alcohol en el momento del juego para potenciar la estimulación y como vía para enfrentarse a las vivencias negativas. Pero la bebida también puede contribuir temporalmente a superar un estado de ánimo deprimido y a olvidar las pérdidas. El hecho de que el consumo de alcohol y la conducta de juego tengan lugar en los mismos sitios facilita la relación entre estas dos dependencias.
Existe también el riesgo que los ludópatas que hayan abandonado el juego beban abusivamente; se trata, en este caso, de una sustitución de la adicción.

Nuestro programa de tratamiento de alcoholismo

Contamos con personal altamente cualificado

En nuestro centro tenemos un equipo cualificado para tratar este problema. Le ofrecemos un ingreso de corta duración para desintoxicación rápida e inicio de deshabilitacion. El ingreso puede durar de 2-4 noches, según el caso y se define durante valoración médica y psicológica previa. 

Incluye:

  • Atención medica el tiempo necesario,
  • Estudio e interpretación analítica
  • Tratamiento farmacológico e intravenoso, según necesidad,
  • Estudio profundo del problema con un psicólogo individual, con familia y pareja,
  • Sesiones con nutricionista,
  • Mindfulness,
  • Medicina tradicional china,
  • Sauna,
  • Deporte,
  • Masajes.
  • Después de ingreso realizamos seguimiento con psicólogo, médico y un especialista por elegir durante los próximos 8 meses.
apoyo psicologico grupo trinova